El aura: significado, colores, cómo verla y de qué está hecha

El aura es ese campo de energía que nos rodea. Cada uno de nosotros la tenemos y es un color diferente de acuerdo a lo que somos.

En este post te contaremos qué es, el significado de cada color, de qué se componen y también cómo identificarla en nosotros y en los demás.

Qué es el aura y sus colores

Conocemos el aura como una irradiación luminosa que cubre a las personas, aunque también a animales y objetos.

Es un campo de energía, aunque no es visible ante los ojos de cualquier persona, cada ser tiene un color especial.

Posee la capacidad de transmitir información emocional, física y del alma de cada persona.

Dado que es invisible a nuestros ojos se tiene que ver por medio de métodos especiales, para poder conocer el color y lo que quiere decir el portador.

Existen personas con el don de poder leer el aura en los demás, hay quienes trabajan por años para poderlo lograr.

Aunque identificar nuestra propia aura no es imposible, siempre y cuando se utilicen las técnicas correctas.

Significado de los colores del aura

Los colores principales que se presentan en el aura son:

Azul

Propio de personas honradas, joviales, positivas y calmadas, son seguras de sí mismas y muy espirituales.

Por lo general son personas de buena salud, aunque también las auras de los azules apagados se pueden relacionar con depresión y mal humor.

Violeta

Relacionado con la espiritualidad y el amor incondicional en su máxima expresión, son personas prácticas que tienen claro lo que quieren en la vida.

Rosa

La tonalidad que tienen los amantes del arte y lo místico. Son personas muy humanitarias que tienen un equilibrio entre lo espiritual y lo material. Aunque cuando es un rosa oscuro es más una persona inmadura.

Rojo

El aura roja se caracteriza por seres pasionales y afectuosos, que tienen espíritu de liderazgo, ganas de vivir.

Son personas fuertes, con un gran ego, que quieren tener éxito material y son por lo general impulsivos y egoístas.

Amarillo

Los que tienen el tono predominante en el aura son creativos, optimistas y con gran sentido del humor.

Bronce

Son de corazón puro, siempre tienen las mejores intenciones en todos los momentos de la vida.

Poseen una inocencia casi infantil y eso a veces les puede causar problemas entre personas no tan puras como ellos.

Naranja

Se consideran personas cordiales, solidarios y con ganas de vivir. Cuando tienen un naranja apagado, puede que sean personas materialistas y egoístas.

Verde

Son personas simpáticas, tranquilas y confiables. Se relacionan con los dotes de la sanación. Aunque el verde oscuro es sinónimo de inseguridades y celos.

Blanco

Son personas que aman la verdad, la paz y la espiritualidad, por lo general son idealistas.

Índigo

Son cariñosos y comprensivos, son personas con mucha intuición y con lógica. Aunque también pueden convertirse en unos expertos para manipular.

Dorado

Son personas que siempre aspiran a metas altas. No pueden ir por la vida sin metas que se vean como imposibles para otros. El lado malo es que pueden terminar siendo muy exigentes consigo mismos.

Plateado

Son creativos, con poder mental fuerte, aunque lo deben canalizar correctamente, son idealistas. No son muy activos y esto le puede traer problemas de salud.

El aura de colores oscuros

El aura que tenga tonos oscuros como negro, gris, marrón, son tonos con problemas emocionales o dolencias físicas.

Estas personas se mantienen llenas de ansiedades y angustia, esto se traduce en comportamiento superficial y agobiante.

Con personas con malas intenciones, mal karma. Tienen maldad en el corazón y deseos de venganza.

De qué está hecho el aura

El aura por lo general tiene entre uno y tres pies de distancia del cuerpo físico y se expande en todas las direcciones, rodea el cuerpo como un huevo de luz con muchas capas.

Se dice que el aura son siete capas o cuerpos sutiles, otros afirman que son más de doce, que se interconectan con múltiples capas.

Cuerpo etéreo

Es el más cercano al cuerpo físico, usualmente refleja la salud física y los instintos más básicos.

La forma en la que se manifiesta es con el color azul o plateado suave, pero cuando hay enfermedades hay tonos oscuros, especialmente en el área afectada.

Cuerpo emocional

Refleja el estado anímico de la persona, es igual a las reacciones emocionales frente a otros.

Es la capa de aura más inestable y cambiar constantemente el estado de ánimo de la persona.

Sin embargo, estas emociones son como la rabia y el miedo, se mantienen almacenados en esta capa por un tiempo y pueden llegar a afectar la salud emocional y física de las personas.

Cada una de las emociones tiene colores diferentes y por lo tanto se puede manifestar en cualquier tono o combinación de colores.

La capa o el cuerpo mental

Se relaciona con lo que se denomina como consciencia, pensamientos e intenciones conscientes de una persona.
Se reflejan en esta capa todas estas emociones.

El amarillo y naranja son tonos característicos del cuerpo mental, se dice que las personas intelectuales tienen un cuerpo intelectual amarillo brillante.

Cuerpo astral

Se ata al cuerpo físico por un cordón plateado, refleja los deseos superiores y el avance espiritual en términos de amor incondicional.

Es un portal a otras dimensiones y puede desprenderse del cuerpo físico e ir por medio de las proyecciones astrales.

Se liga también a la fuerza de voluntad, se puede manifestar en varios colores que van desde el rosado hasta una mezcla del arco iris.

Cuerpo espiritual

Se relaciona con la conexión y la comunicación con los demás y consigo mismo y el propósito superior.

Cuerpo mayor o celestial

Es la conexión entre la consciencia humana y el plano espiritual en donde normalmente se hallan los sueños y las memorias de otras vidas o las vivencias extracorporales.

Cuerpo divino

Es la conexión con el plano superior y la sabiduría divina, se manifiesta con una luz que es dorada y muy brillante.

Entre más separado esté la persona del propósito supremo y el camino espiritual, más oscura o bloqueada está esta capa del aura.

Cómo identificar el aura

Puedes identificar el aura si sigues estos pasos:

Coloca un espejo a la altura del suelo, hazlo de noche, enciende una vela y ponla delante, ahora apaga la luz y siéntate frente al espejo y la vela.

Debes meditar por unos diez minutos, mirando fijamente la llama, así podrás ver el aura sobre tu cabeza y hombros.

Si quieres sentir tu energía, coloca las manos pegadas con los dedos estirados, luego, de un minuto comienza a separarlas lentamente.

Cuando lo hagas irás sintiendo unas sensaciones extrañas, como la presencia de mucho calor y una energía inmensa en tus palmas.

Si quieres ver el aura en los demás, puedes utilizar un escenario oscuro, por ejemplo un parque de noche.

La persona tiene que estar con una luz de fondo, debes observar a la persona por largo rato, relajando la vista y teniendo paciencia, porque no es algo que lograrás ver a la primera.